¿Enfermedad Tras una Relación de Pareja?

foto-post-2

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

¿Por qué a veces enfermamos tras una relación de pareja?

Durante una relación de varios años en la que dejé de sentirme feliz, dejé de creer en mí, creí que yo era la única culpable de que no funcionara, era todo culpa mía………yo era la que supuestamente no era feliz, así que yo era la única responsable.

Sufrí una severa depresión, dejándome arrastar por ese sentimiento de culpabilidad que me llevó a tocar fondo. Hasta que finalmente tuve el valor de apostar todo a una carta, y dar el paso de separarme.  Algo dentro de mí……. restos de MI PODER que quedaba muy oculto en ese momento, me decía que todavía existía una posibilidad de recuperar esa ilusión y esa alegría y no me equivoqué- Realmente pude recuperar de nuevo, con el tiempo, ese entusiasmo que me caracterizaba pero que había perdido en algún lugar de mis entrañas.

En ese momento de profunda vulnerabilidad y falta de autoestima me enamoré de nuevo al poco tiempo……….. “de la persona equivocada” un hombre que no estaba libre para mí, aunque fue un trampolín de salida. Me ayudó profundamente durante un tiempo, hasta que terminó de una forma muy dolorosa, como era de suponer, ya que no era una relación sana , ni libre para mí.

Y al cabo de dos meses……. apareció la enfermedad UN CÁNCER de útero, que ha sido el mayor maestro que he tenido en mi vida.

Explico esta historia personal porque ahora con el tiempo y después de mucho trabajo personal he podido entender que ellos no me produjeron ese CÁNCER , del que yo les culpaba.

Somos responsables de escuchar lo que nuestro cuerpo nos dice , de sentir, de confiar en nosotros, de respetar nuestro PODER, y no entregarlo gratuitamente a otros. Esa es la auténtica razón por la que a veces enfermamos durante o después de una relación.

Nunca entregues tu PODER a otra persona, ni le hagas responsable de tus decisiones, tu eres el auténtico dueño de tu vida, y sólo estando bien contigo mismo, queriéndote y respetándote es cuando puede realmente surgir una relación sana y plena para nosotros.

 

Elisabeth Surià

Coach de Imagen y Autoestima

¿Qué es Coaching de Parejas?

coaching de relaciones

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

Qué es Coaching de Parejas y Para Qué Sirve

Casi todas las cosas se explican mejor con un ejemplo. El coaching de parejas no es una excepción, así que vamos con el ejemplo.

Imagina que estás en un restaurante que tienen comida tipo bufet. Entras en el salón y ves comida súper rica, jugosa, fresca… Te apetece, tiene buena pinta y un aspecto delicioso. Se te hace la boca agua nada más que verla y para colmo, la verdad es que ya notas que tienes bastante hambre.

Tienes una necesidad por satisfacer y muchísimas oportunidades por las que optar. Pero ya has tenido otras experiencias con los bufets libres y sabes que si no te andas con cuidado, puedes salir de allí con pesadez. Comes más de lo que necesitas, te duele el estómago de tanto comer, incluso sientes ardor y pesadez, y no te cuento ya que ni te abrocha la ropa… Resultado: no has disfrutado, paladeado, saboreado la comida y además ahora te encuentras fatal.

¿Qué te sería útil en ese momento? Establecer antes de comenzar, qué es lo que quieres conseguir con esa comida (tu objetivo) y qué es lo que realmente necesitas para salir del bufet satisfech@ y con ese objetivo conseguido. Eso te lleva a establecer un plan sobre qué alimentos tomas y en qué cantidades. Es decir, analizas tu situación actual y valoras qué hacer para conseguir salir bien alimentada de ese bufet.

Objetivos del coaching

En las relaciones nos ocurre lo mismo. Es importante establecer qué estás buscando, qué es lo que quieres conseguir con esa relación y cómo vas a trabajar en ello de la forma más eficiente y respetuosa contigo mism@ y con tu entorno (incluida la otra persona).

Las relaciones de amor pueden ser contigo mism@ o con otra persona, e incluso con varias personas. Lo más importante es tener claro, clarísimo, super claro qué buscas con esa relación porque de ello dependerá tu grado de satisfacción.

¿Para qué trabajar con un coach?

  • Para estar completa y continuamente enfocad@ en lo que realmente quieres, sin distracciones.
  • Establecer claramente tus objetivos y conectar con ellos. Ya no me vale cualquier cosa.
  • Verbalizar tus miedos, temores e incertidumbres para ser conscientes de ellos y conocer para qué están ahí. Cómo te boicotean y cómo te ayudan.
  • Hacerte consciente de que TU eres responsable del tipo de relaciones que tienes y que por lo tanto, TÚ decides quién está acorde a esa relación, quién entra y quién sale.
  • Generar nuevas pautas de comportamiento.
  • Provocar la reflexión. Hacer preguntar diferentes que te lleven a opciones y resultados diferentes.
  • Conectar contigo y valorarte y quererte para poder valorar y querer a otros. Mejorar tu autoestima.
  • Compartir tus avances y sentirte acompañad@ para que tu bienestar y felicidad sean una prioridad y una realidad en tu vida.

¿Consigues todo esto por ti mism@? Pues si el sistema hasta ahora no te ha funcionado o no lo ha hecho como esperabas, cambia el sistema.

Las relaciones sanas, comienzan por amarte a ti y cuidarte como te mereces.

Eva Luque
Coach de Marca Personal
www.evaluque.com

Taller Práctico CONTIGO, CONMIGO O SIN TI

eventos, lokosdeamor, conmmigo, contigo o sin ti

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

Aprender a amar con o sin pareja

  • ¿ Sientes que estás muy lejos de lo que imaginaste para tu relación de amor ?
  • ¿ Tropiezas una y otra vez con las mismas piedras en tus relaciones ?
  • ¿Te da miedo quedarte sola o solo?

En este taller PRACTICO de 90 minutos te experimentarás:

  • 3 razones por las que no funcionan la mayoría de las relaciones
  • 3 claves para hacer que sí funcionen
  • 3 ejercicios prácticos para aplicar YA  y  experimentar el verdadero amor

Si quieres llevar tu amor a ti mismo@ y a tu entorno a un siguiente nivel, tienes que venir. Lo que vas a experiementar, va a ser ÚNICO y REVOLUCIONARÁ TU VIDA AMOROSA.

Precio:

10 € para los que se lo piensan un poco más

¡¡¡2 X 1 para los 10 primeros que tienen claro!!! 

Consigue tu entrada

Reserva ya tu entrada en Event Brite o escribiéndonos a:  hola@lokosdeamor.com o y pon en tu entrada PROMO-ESPRONDA

¡¡¡  Aforo limitado ¡!!!

¡¡¡Recuerda: 2×1 para los 10 primeros!!!

www.lokosdeamor.com

Aquí puedes ver la información para poder compartirla cartel_espacio_ronda

Te esperamos.

Lok@ de amor locosdeamormini

Lokos de Amor en el Programa de Coaching La Comunidad de Onda Arcoiris

lokosdeamor

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

Lokos de Amor en La Comunidad de Onda Arcoiris

Arantxa Cobos Aguirre y a Eva Luque especializadas en coaching de  alto rendimiento  y coaching de marca personal respectivamente, hablan con Alberto Rodrigo coach de relaciones , en el programa La Comunidad de Onda Arcoiris,  sobre el Amor como estilo de Vida.

En este programa explican, qué  es, cómo empezó y cuales son los próximos eventos de  Lokos de Amor en Madrid y Barcelona. . Si quieres saber más, puedes escuchar el podcast.

Me quiere, No Me Quiere, Me quiere, o No Me Quiere…

me quiere o no me quiere

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

Curiosidades sobre el amor

Hay distintas teorías sobre la tradición, en todas partes conocida, de deshojar la margarita para saber la respuesta del amor en pareja correspondido o no.

En el estudio del origen de esta costumbre, se encuentran las matemáticas. La estructura de la flor sigue un patrón geométrico para su supervivencia basado en la serie matemática de Fibonacci (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55… y así sucesivamente); es decir, los números de pétalos de la margarita se corresponden con estos números, que es una secuencia de enteros que empieza por el 1, sigue con el 1 y prosigue de forma que cada número siguiente es la suma de los dos anteriores. Así que siempre disponemos de un solo pétalo para deshojar entre varios más, donde algunos terminarán en par y otros en impar

Buena metáfora del amor en pareja… Creemos dejar una parte de ese amor al azar pensando que la persona con la que nos encontramos para construir como pareja, es alguien del que nos enamoraremos dándose esa pizca de magia y casualidad; cuando quizás realmente forma parte de una espiral formada por una secuencia de aprendizaje que empieza por uno mismo, sigue con más de uno mismo, prosigue con el otro y continua con la suma de los anteriores…

El amor en pareja empieza por amarnos a nosotros mismos, comprender nuestros retos y aprendizajes, integrarlos sabiendo que somos la suma de todos los que hemos sido a lo largo de nuestra vida y a partir de ahí construir más sumas con otro. Preciosa metáfora

Continuando con las curiosidades amorosas de nuestra amiga la margarita, también encontramos la tradición del deshoje en su origen en Francia, la “effeuiller la marguerite”. En la época medieval cuando una doncella se iba a casar o quería hacerlo, se cuenta que debía coger o arrancar un ramo de margaritas blancas sin mirar y el número de capullos que estuvieran abiertos, le indicarían si era propicio ese matrimonio o si su amor era correspondido y en su caso, el número de años que le faltaban para su enlace.

Otras tradiciones hablan de agricultores que usaban este juego de azar con las margaritas para determinar cómo iba a darse el año de cosecha; y otras por ejemplo, se referían a la pureza de una mujer virgen, y eran los caballeros los que al ir deshojando la margarita, preguntaban al destino si realmente les iba a entregar su eterno amor dicha mujer, ante la dificultad que tenían de poder conquistarla.

En los asuntos referentes al amor, al amor de pareja, al inicio de las relaciones o incluso cuando nos encontramos buscando, consciente o inconscientemente, hay un lugar muy poderoso para el azar. Creemos que algo externo a nosotros puede ocurrir en el que confluyan los astros para encontrarnos con ese amor y queremos saber… Siempre queremos saber qué será, quién será, cómo será, me quiere, no me quiere…

¿Quiénes de nosotros no hemos probado a deshojar una margarita?

Quizás la próxima vez podamos recordar que se trata de un asunto de capullos abiertos, cosechas, purezas y juegos de azar y en otras de ilusión, siembra, autenticidad y suerte o “Saber Utilizar Efectivamente mis Recursos para tener Éxito”… ¿Dependerá de la margarita?

Pilar Martínez Borobio

Coaching, PNL y Eneagrama

Colaboradora de Lokos de Amor

¿Aplicas Asertividad en tus Relaciones de Pareja?

abrazos pareja

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

Ser asertiv@ es mantener un equilibrio atinado y correcto en las comunicaciones con los demás

Comunicarse correctamente o de manera asertiva es no propasarse para ninguno de los 2 extremos. Siendo muy Activo o muy Pasivo también.

En el caso de “Activo” es cuando eliges agredir a la otra persona, con palabras, insultos, difamaciones, prepotencia o hasta golpes, utilizando también “tu silencio o mustismo” para con ella. Aplicando indiferencia y cero disposición a dialogar y conversar decentemente.

Erradamente se piensa mucho que adoptar “mutismo” es no querer confrontar a alguien. Me ha tocado conocer muchas personas, inclusive del ambiente del Desarrollo Personal que piensan que callarse y no comunicar nada es de buen tono. Opino que No, que si ambas personas tienen la capacidad de empatizar adecuadamente con la otra y No está en sus mentes y voluntades “guerrear”, pues Todo conflicto debería establecerse en Paz y en sana Armonía. Muchas veces “callando” no se arregla ni supera nada. Hablando se entiende la gente, rezaba una frase muy antigua.

LOS TEMAS SE DEBEN CONVERSAR ENTRE PERSONAS…NUNCA IMPONERSE

La “Imposición” es parte de esta forma errada de comunicarse “activa. Imponer voluntades, criterios, gustos, etc.

Por el lado de ser “activo” es dejarse imponer del otro lado; someterse a todo lo que el/la otr@ desee sobre tu vida. Es negarse a uno mismo, pero con absoluta rendición. Dejas que tu pareja te sobrepase en muchos o todos sentidos. Nunca ambos extremos serán saludables ni buenos, creo cualquiera puede asentir esto.

Por lo mismo, aplica mucho juicio y raciocinio de respeto para que No caigas en ninguno de los dos polos presentados acá.

Escudriña más en las webs o sitios dedicados a este tema de Mantener buenas Relaciones Personales. Te lo agradecerás Tú y, por supuesto, tu pareja y también otras personas.

Concluyo diciendo que este tema de Imponer o dejarse Imponer No es tema sólo de parejas amorosas. Va mucho más allá: amigos, familiares, parientes, o hasta hijos e hijas adolescentes pretendiendo imponerse sobre sus padres. Con gritos, amorramientos, soberbias desmedidas, caprichos, o aún golpes.

¡QUIÉRETE….Ser buena persona u obrar bien no significa que entregues el bastón de mando de tu preciosa vida a otr@…!

Que pases lindo tiempo..!

Ronald Pizarro Moya
Mastercoach Motivacional.

El Síndrome del Príncipe Azul

problemas de pareja

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

En búsqueda del principe azul

Nos han contado cuentos, muchos cuentos. Cuentos que nos hemos llegado a creer como “estudia y tendrás un buen trabajo para toda la vida” o algún día aparecerá ese príncipe azul que te mereces. El príncipe azul es ese tío guapo, listo, rico, que está muy bueno. Es fantástico, te entiende a la perfección, comparte aficiones, se deshace por hacerte feliz. Y con el que ya nunca, nunca más tendrás que complicarte la vida, comerte el coco, ni comprar perdices porque las tienes todas. Y esos cuentos precisamente terminan así “y fueron felices y comieron perdices”. ¿No hay más capítulos? ¿qué hay en la escena siguiente?

Después del “fueron felices y comieron perdices”

La escena siguiente se ve la vida real. Si el tío es así de fantástico, llega un momento en que empiezas a plantearte lo aburrido que es vivir con él. Imagina que te encanta la literatura o la música y lo que te enamoró de él fue precisamente ese espíritu erudito. Ahora os pasáis la semana visitando galerías, acudiendo a conciertos, conociendo grandes escritores y pintores que saben los listos y maravillosos que son. ¡Al principio era tan divertido! y ahora, agotador!.  A nosotras nos gustan las combinaciones, no lo monocromo. También nos gusta con un punto divertido, travieso, arriesgado, “malote” a lo Bruce Willis, como mínimo.

Imagina lo contrario. Ese chico que te enamoró, te gustaba precisamente porque tenía un punto malote y te defendía con uñas y dientes, tipo jungla de cristal, de cualquier contratiempo. Pero chicas seamos sinceras ¿no mola más salvarte tú solita aunque sea sólo de vez en cuando? Estamos en el siglo XXI y las mujeres no necesitamos que nos protejan, sino que nos respeten. Y si quieres que te respeten, lo mejor es hacerte respetar.

Si el chico que te enamoró era un súper deportista y ahora se pasa el día en el gimnasio, come tanto pollo que algún día le van a salir las alitas. Si el día que no hace deporte no hay quien le aguante y si se mira en el espejo más que tú. ¿no llega un momento que parece que vives en una continua maratón por cuidar el cuerpo?

¿Cómo encontrar a tu príncipe azul?

¿A dónde voy? Pues que no hay persona perfecta para tu relación porque siempre dependerá de tu evolución personal, de lo que sea importante en tu vida en ese momento. Y para eso, lo mejor es estar pendiente de ser tu propio príncipe azul. Saber que tú eres la persona que nunca te abandonará, nunca te mentirá, siempre te protegerá, te dará las mejores condiciones económicas y te hará feliz. Así que si quieres al hombre perfecto, busca en ti a la mujer perfecta, enamórate de ella, comprométete con ella, júrale que vas a hacer todo lo posible por hacerla feliz y que si alguna vez dejas de quererla como ahora, harás todo lo posible por recuperar su amor. Tu príncipe azul eres tú. Cuando lo encuentres dentro, estarás preparada para el verdadero AMOR, para una relación en que cada día sea EL DÍA.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Ahora eres tú la protagonista. Eres tú la actriz principal de tu historia, quien marca su vida. Cuando tienes claro quién eres y qué quieres, es más fácil dar con la persona adecuada. Identifica y disfruta quien eres, tu marca personal

Eva Luque
Coach de Marca Personal
www.evaluque.com

Funeral… para tu Pijama de Flores

cama_deshecha

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

¿Sabías que somos muchas las mujeres que a menudo caemos en la desidia a la hora de ir a dormir?

Seguro que muchas estaréis de acuerdo conmigo en que son muchas las ocasiones en que caemos en llegar a casa y “empotrarnos” en un viejo pijama de flores… rayas… dibujos animados… etc….. ¿Y por qué lo hacemos?  En ese momento sólo pensamos en la comodidad, en lugar de pensar en como ese simple gesto nos esta afectando en muchas áreas de nuestra vida… Y sobretodo, no tendrás que pensar mucho para darte cuenta que en la que más nos esta afectando es en la relación con nosotras mismas. Con nuestro poder femenino, nuestra autoestima,  sensualidad y nuestra sexualidad  y sobretodo en nuestra relación de pareja.

¿Y por qué optamos en caer en el abandono de nuestros  SUPERPODERES femeninos?

Lo primero de todo, porque en el momento en que lo hacemos, nos sentimos muchas veces desganadas, apaticas, y totalmente desconectadas de nuestra esencia femenina, de nuestros superpoderes!!!!

Dormir desnuda o con ropa interior bonita nos hace sentir bien y estimula nuestra sexualidad y  si no lo crees ” pruébalo y tú misma y lo comprobarás”

Por tanto, si en ese momento cambias esa creencia de lo que significa comodidad para ti, quizás puedas transformarla en sentirte bien y estar guapa = cómoda.

Empieza con pequeños cambios para convertirlo en un hábito de vida. Ponte  un camisón hermoso o algo bonito que quizás tienes reservado para una ocasión especial. Seguro que si estás en un momento que no tienes pareja y tu deseo está un poco apagado, te puedo asegurar que se te despierta cada día un poco más. Porque estás conectando con tu piel, y porque está potenciando tu sensualidad y eso se percibe fuera.

Si de otra parte estás en pareja, estoy segura que si hiciéramos una estadística de qué piensan nuestras parejas  de “nuestro pijama cómodo de franela” seguro que el 100% estaría de acuerdo ….. “Es un desmotivador sexual“. Así que empieza por esos pequeños detalles para poder conectar con tu lado  femenino, sensual, sexy… y ¡¡¡seguro encontrarás sorpresas positivas y muy excitantes!!!

Y un consejo………nunca guardes tu ropa interior femenina para una ocasión especial. Cada día es la mejor ocasión especial que puede existir para generar esos cambios.

MI RETO;  prueba durante una semana ponerte cosas bonitas en lugar del “pijama antipoderes”.

Elisabet Surià
Coach de Imagen y empoderamiento femenino

Por Amor Propio

Por amor propio

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

Si hay algo en común entre todos los seres humanos, es la necesidad de amor, de que nos quieran, de que nos aprecien, de que nos incluyan, de que nos tengan en cuenta. Y yendo un poco más lejos, de ser importantes para alguien. ¿Por qué será que nos sentimos más felices cuando somos alguien importante en la vida de otra persona?

Es normal que sea importante para nosotros ser queridos, porque así obtenemos la confirmación de que quienes somos y lo que hacemos está bien. Cuando somos pequeños, el mensaje que recibimos es “si haces lo correcto, si te portas bien, te quiero. Si no, eres un niño malo y no te quiero” y esto se nos queda marcado a hierro en nuestro subconsciente.

 

Las dos caras de gustar a otra persona

Cuando encuentras a alguien con quien “conectas” sientes que has tocado el cielo con los dedos. Se puede ser de muchas formas, se pueden tener multitud de personalidades, pero justo la tuya, es atractiva, interesante, o fascinante para alguien. Tu marca personal, le encanta. ¡Qué maravilla! ¿verdad?

Y como todo en la vida, ésto tiene una parte buena y otra parte que no lo es tanto.

  • La parte buena es  que si de verdad te estás mostrando tal y como eres, sin trampantojos, has captado una persona con la que eres compatible en un alto grado (100% match que dicen los anglosajones), con la que compartir, disfrutar, comprender y sentirte comprendid@.
  • La no tan buena, es que puede convertirse en una gran trampa para ti si antepones a cualquier precio seguir siendo el centro de atención de esa persona (siendo su media naranja) para dejar de ser la naranja completa que ya eres por ti misma. Llegar incluso a la dependencia emocional.

Por amor propio

Lo importante de gustar, es ante todo, gustarte a ti mism@. ¿Sabes por qué?. Porque:

  1. Cuando eres la media naranja de alguien, esa persona puede que hoy esté o mañana ya no esté en tu vida. Si para cuando ya no esté, has cambiado tanto que ya no sabes quién eres en realidad, tendrás por delante un largo camino para volver a reconstruir esa mitad que te falta y convertirte en la naranja completa que eras antes.
  2. Cuando alguien ama profundamente a alguien, la ama tal cual es y si cambia, acabas no interesándole.
  3. Porque amar es respetar. Respetar los aciertos y los fallos, y esos pequeños despistes, esas sorpresas, esos puntos raros del otro, es lo que realmente nos gusta.
  4. La relación más íntima que tendrás en toda tu vida, es contigo mism@. Si quieres ser amad@y respetad@, entrénate primero amándote y respetándote a ti mism@. Sabrás diferenciar mejor lo que es amor. Hazlo por amor propio. Crea tu propia marca para dejar huella.

Eva Luque
Coach de Marca Personal
www.evaluque.com

Buscando Mi Media Naranja

media-naranja-o-manzana

¡NO TE PERDAS NUESTROS EVENTOS!

El Mito que encierra muchos problemas de pareja

Estoy convencido de que, como a mí, desde pequeñ@ te dijeron que una de las claves para solucionar posibles problemas de pareja era encontrar tu Media Naranja.  Ya que, cuando encontraras una persona que se complementara contigo para hacer un todo (una naranja completa), sería como el final de los cuentos infantiles. Serías feliz y comerías perdiz. En mi caso, casi 40 años después de nacer, eso no se ha cumplido. No he encontrado mi media naranja, y aun así empiezo a ser feliz y me he comido alguna perdiz. Para empezar a hacerlo tuve que cambiar alguna de esas claves que me enseñaron de pequeño, algunas de esas creencias. Pero vayamos primero a ver dónde está el origen del mito.

Descubrir cuál fue el origen llegó a mis manos casi de casualidad. Leyendo una novela. En ésta se describía que el origen de “la media naranja” se remitía a hace mucho tiempo, a uno de los filósofos griegos: Platón. Concretamente en su obra El Banquete. En ella Platón nos relata un diálogo entre Apolodoro, Albíades, Aristodemo, Aristófanes, Erixímaco, Sócrates (a quién le debemos qué es el coaching) en casa de Agatón. El tema del diálogo: el Amor. Éste explicaba que al principio la raza humana era casi perfecta y que “todos los hombres tenían formas redondas, la espalda y los costados colocados en círculo, cuatro brazos, cuatro piernas, dos fisonomías unidas a un cuello circular y perfectamente semejantes, una sola cabeza, que reunía estos dos semblantes opuestos entre sí, dos orejas, dos órganos de la generación, y todo lo demás en esta misma proporción”.

Además existían 3 clases de seres humanos: el primero, el compuesto por un hombre y otro hombre –descendiente del Sol-. El segundo, compuesto de una mujer y otra mujer –descendiente de la Tierra-. El tercero, compuesto de un hombre y una mujer, llamado “andrógino” –descendiente de la Luna-. La obra nos cuenta cómo “los cuerpos eran robustos y vigorosos y de corazón animoso, y por esto concibieron la atrevida idea de escalar el cielo y combatir con los dioses”. Sí, ya estamos con la maldita ambición humana, y una vez más nos costó cara. Tal osadía provocó la ira de Zeus, quien decidió volver a someter al ser humano y reducir su fuerza: lo hizo dividiendo a estos seres en dos mediante un rayo. De esta forma nos hizo seres incompletos. Cada mitad empezó a hacer esfuerzos para encontrar la otra mitad de la que había sido dividida “y cuando se encontraban ambas, se abrazaban y se unían, llevadas del deseo de entrar en su antigua unidad, con ardor tal que, abrazadas, perecían de hambre e inacción, no queriendo hacer nada la una sin la otra”. Ahí tenemos el origen de la media naranja, y no me parece muy motivador. Se trata de la búsqueda desesperada de unión entre dos mitades supuestamente enamoradas, estando incluso dispuestas a morir de hambre e inacción. Y este mito ha llegado a nuestros días.

Está claro: seguimos buscando la media naranja, hasta convertirse incluso en una obsesión. Al menos lo fue durante mucho tiempo para mí. Creí en cinco ocasiones que la había encontrado, y otras cinco veces creí morir (de hambre e inacción) cuando separamos nuevamente las mitades, creando unos niveles de dolor, frustración y decepción descomunales, gritando desesperado a mis amigos “¡qué mala suerte tengo en el amor! ¿por qué me cuesta tanto encontrar a mi media naranja? ¿tan complicado soy?”.

Ya que lo cierto es que ese mito del que hoy escribo no es una inofensiva idea romántica, para mí ha sido un pozo de muchísimos problemas de pareja y lo más importante, de infelicidad. Ya que creer en encontrar la media naranja implica creer en la perfección de encontrar a esa persona que está hecha para ti, para encajar contigo. De hacer un todo casi perfecto entre los dos. Quien no ha pensado, al conocer a alguien, algo así como “si es perfecto para mí”, o incluso expresado “¡si estamos hechos el uno para el otro!”. Sin embargo, la perfección no existe, es imposible. Una pareja la forman dos personas diferentes por lo que, tarde o temprano, van a surgir conflictos. Tenemos que entender que no existen dos personas iguales, y que las diferencias, si no se trabajan, acaban por convertirse en problemas de pareja, y aprender por lo tanto a vivir en pareja.

Y esto no lo explica la maldita teoría de “la media naranja”; si nos basamos en ésta empezaremos a preguntarnos cosas como “si somos dos mitades de un todo, si estamos hechos el uno para el otro, ¿cómo no me puede comprender? ¿Por qué tenemos problemas?”. Y las respuestas para mí son dos. La primera que somos dos personas diferentes, y que como tales tenemos puntos de vista diferentes ante algunos acontecimientos. La segunda, y para mi más importante, es que asumir ese mito implica asumir que somos seres incompletos.

Hasta que no entendí que no era la media parte de nada, sino que yo era una naranja completa, un todo, no empecé a estar bien conmigo mismo, no empecé a ser feliz. Cuando descubrí que para ser feliz (y comer perdiz) no necesitaba tener una relación de pareja Disney, todo empezó a cambiar. La felicidad es un estado interior, y sólo por nosotros mismos la podemos alcanzar. Podemos ser felices independientemente de si tenemos pareja, todos somos personas completas, sin ninguna mitad que encaje en nosotros.

De hecho, para que una pareja funcione bien, es absolutamente necesario que no haya dependencia, sino que esté formada por dos personas completas, independientes y felices. Luego ya se verá si se trata de dos naranjas, dos peras o dos manzanas o la mezcla de ellas.

Paco Vázquez

Coach de Alto Rendimiento